Oasis en medio de tu desierto...

A veces nos parece que estamos caminando en un desierto...

Esta mañana me desperté pensando en algunas cosas por las que he estado orando y esperando por meses y todavía nada.

Es difícil mantener la fe cuando estás en el desierto por un tiempo y no encuentras la salida. Llegas hasta a pensar que Dios no te escucha, que se olvidó de ti.

Así me he llegado a sentir muchas veces pero Dios vez tras vez, y a veces hasta de manera sobrenatural, me recuerda que "Él es mi pastor y que nada me falta" (Salmos 23:1).

Esta mañana en medio de mi cuestionamiento, una querida hermana y amiga en Twitter, la pastora Lucy Cosme Scourtias (@LucyCosme), me envió un mensaje privado. Cuando lo leí no tuve más que pedirle perdón a Dios por mi falta de fe y darle gracias por Su respuesta.

Este es el mensaje que Dios me envió esta mañana al despertar:
"Yo soy Dios, el Señor de toda la humanidad  ¿hay para mi algo imposible o algo que no pueda hacer por ti hoy?  Jeremías 32:27"
La Palabra de Dios es como un Oasis en medio de tu desierto.

"Entrega al Señor todo lo que haces; confía en Él, y Él te ayudará. " Salmos 37:5

PS. Si esta nota ha sido de bendición para ti, por favor compártela con tus amigos. ¡Gracias!

Por E. Betances  / Se permite la reproducción citando la fuente
ebetances.com
Twitter.com/ebetances
Facebook.com/emanuelbetances
Gplus.to/ebetances

0 comments :

Publicar un comentario