¡Suelta el control!


Uno de los problemas más grandes de nosotros, los seres humanos, es el deseo innato de querer tener todo bajo nuestro control. Desde niños lo queremos controlar todo; sólo tengo que ver a mis hijos pequeños y me doy cuenta de lo grande que es ese deseo de controlar.

Este deseo de controlarlo todo muchas veces nos lleva a cometer errores costosos por negarnos a pedir ayuda, a buscar consejo, a escuchar sugerencias, a ceder nuestro derecho. Nuestro orgullo no nos permite ver más allá de nuestra sed insaciable de control.

Lo peor de todo es que ese mismo orgullo nos hace también querer tomar decisiones independientemente de Dios. Terminamos haciendo nuestros propios planes sin ni siquiera consultar con Dios.

Hace un tiempo estuve en un grupo de estudio bíblico y se trató sobre este tema. La lectura base para el estudio es tan clara que no necesita mucha explicación, así que la voy a publicar aquí tal y como está en la Biblia. El pasaje se encuentra en el capitulo 4 del libro de Santiago, los versos 13 al 17:

Oigan ahora, ustedes que dicen: “Hoy o mañana iremos a tal o cual ciudad y pasaremos allá un año, haremos negocio y tendremos ganancia.”  Sin embargo, ustedes no saben cómo será su vida mañana. Sólo son un vapor que aparece por un poco de tiempo y luego se desvanece. Más bien, debieran decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello. Pero ahora se jactan en su arrogancia. Toda jactancia semejante es mala.  A aquél, pues, que sabe hacer lo bueno y no lo hace, le es pecado.

Despojémosnos de una vez y por todas de nuestro orgullo y deseo de controlarlo todo. Dios está esperando que le demos el control y que busquemos Su voluntad y propósito para nuestras vidas. Él nos creó y nos ama más que nadie; Él tiene un plan de bendición para nosotros, sólo nos toca seguirlo y obedecer. 

¡Soltemos el control a Dios!

Si esta nota ha sido de bendición para ti, por favor compártela con tus amigos. ¡Gracias!


Por Emanuel Betances / Se permite la reproducción citando la fuente
ebetances.com
Twitter.com/ebetances
Facebook.com/ebetancesblog
Plus.Google.com/+EmanuelBetances

0 comments :

Publicar un comentario