Una decisión vital...

Decisión Vital
En estos últimos meses he tenido la dicha de conocer mucha gente especial a través de las redes sociales. Gente que ha decidido dedicarle sus talentos y habilidades a Dios y que le sirve de todo corazón. Gente que está impactando esta generación con el mensaje y el amor de Jesús. Gente que me inspira a seguir buscando más de Dios y darle a Él todo lo mejor de mi. No voy a mencionar nombres porque sé que a ellos no les interesa ser reconocidos pero le doy gracias a Dios por sus vidas y por ponerles en mi camino.

En este tiempo de búsqueda constante de Dios yo he entendido muchas cosas que antes no estaban muy claras acerca de Su propósito para mi vida. Estoy seguro de lo que quiero y ya no me importa nada más que agradarle a Él. He decidido servirle de todo corazón y con todas mis fuerzas y usar todos mis talentos para Su gloria. He decidido seguir a Cristo y quiero ser cada día más como Él. Jesús lo dio todo por mi sin importarle que yo no merecía nada. Él se entrego hasta la muerte, y muerte de cruz, para darme vida abundante y eterna. Nunca podré pagar tanto amor por mi, por eso quiero entregarle mi vida como una ofrenda agradable y ser un obrero aprobado por Él.

La vida está llena de decisiones que debemos tomar. Muchas son importantes, algunas no tanto, pero hay una decisión que es vital para todos: Qué hacemos con Jesús.

A ti que confiesas amar a Jesús, te animo a buscar más de Su voluntad para tu vida. Dedícale tiempo a la lectura de la Biblia, a la oración, al servicio a los demás... Usa tus talentos para Su gloria y verás lo bien que se siente ser un instrumento en Sus manos.

A ti que todavía no conoces a Jesús, quiero decirte que nadie te ama o te amará como Él. No es una cuestión de religión o iglesia, Jesús quiere tener una relación personal contigo. Imagínate que Él, siendo Dios, dejó Su trono de gloria para venir a este mundo a morir por ti, a tomar tu lugar en esa cruz. Por Su sacrificio ahora tú puedes obtener el perdón de TODOS tus pecados y presentarte delante de Dios sin manchas. No importa lo malo que eres o las cosas malas que hayas hecho, cuando vienes delante de Jesús arrepentido, Él te perdona y cancela todas tus deudas con Dios; transforma tu vida y te da una nueva perspectiva, un nuevo propósito.
"Ahora que estamos unidos a Cristo, somos una nueva creación. Dios ya no tiene en cuenta nuestra antigua manera de vivir, sino que nos ha hecho comenzar una vida nueva. Y todo esto viene de Dios. Antes éramos sus enemigos, pero ahora, por medio de Cristo, hemos llegado a ser sus amigos, y nos ha encargado que anunciemos a todo el mundo esta buena noticia: Por medio de Cristo, Dios perdona los pecados y hace las paces con todos." 2 corintios 5:17-19
PS. Si esta nota ha sido de bendición para ti, por favor compártela con tus amigos. ¡Gracias!


Por E. Betances  / Se permite la reproducción citando la fuente
ebetances.com
Twitter.com/ebetances
Facebook.com/emanuelbetances
Gplus.to/ebetances

0 comments :

Publicar un comentario