Obedecer y Confiar


La historia de José, quien luego de ser vendido como esclavo por sus propios hermanos llegó a ser gobernador de todo Egipto, nos revela como Dios trabaja en la historia de la humanidad aun en medio de las circunstancias más difíciles y extremas. 

En Génesis 45 vemos como José mismo reconoció la SOBERANÍA de Dios ante sus hermanos:

"Soy José, su hermano, a quien ustedes vendieron como esclavo en Egipto. Pero no se inquieten ni se enojen con ustedes mismos por haberme vendido. Fue Dios quien me envió a este lugar antes que ustedes, a fin de preservarles la vida. El hambre que ha azotado la tierra estos dos últimos años durará otros cinco años más, y no habrá ni siembra ni siega. Dios me hizo llegar antes que ustedes para salvarles la vida a ustedes y a sus familias, y preservar la vida de muchos más. Por lo tanto, fue Dios quien me envió a este lugar, ¡y no ustedes! Y fue Él quien me hizo consejero del faraón, administrador de todo su palacio y gobernador de todo Egipto."

En tu caminar con Dios, mientras más aumenta tu fe y tu confianza en Él, te darás cuenta de que aún en los momentos más difíciles de tu vida, en aquellos momentos que pensaste que Él se había olvidado de ti, allí Él siempre estuvo protegiendo y guiando tus pasos.

"Enseñen a los nuevos discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos." Jesús (Mateo 28:20)

Hemos sido llamados a vivir para Cristo y reflejar la gloria de Dios al mundo; para esto debemos obedecer y confiar en que Dios es SOBERANO y que Él está en control.

PS. Si esta nota ha sido de bendición para ti, por favor compártela con tus amigos y sígueme en las Redes Sociales. ¡Gracias!



Por E. Betances  / Se permite la reproducción citando la fuente

1 comentario :

  1. ¡Gracias por compartir! La historia y biografía de José (nombre que llevo en su memoria) es mi favorita en las Escrituras. ¡Ha sido mi sermón más predicado! ;-)

    ResponderEliminar