La Reforma Fiscal y los Cristianos


Primeramente quiero dejar claro que no soy partidista y que escribo esta nota porque me preocupa lo que está pasando en mi bello país, la República Dominicana. Sobre todo me preocupa bastante las reacciones que estoy viendo de parte de aquellos que estamos llamados a ser sal y luz de la tierra, los cristianos.

Para aquellos que todavía no saben de qué se trata el problema en la República Dominicana: El 8 de noviembre pasado el Congreso Dominicano, controlado por el partido oficialista PLD, aprobó de urgencia un proyecto de reforma fiscal el cual incrementará, entre otras cosas, del 16% al 18% el impuesto general a las ventas. Este proyecto fue presentado al Congreso por el nuevo Presidente dominicano, Danilo Medina, para hacer frente al déficit fiscal del gobierno de unos 4.600 millones de dólares. Estos sucesos han causado un gran descontento en un gran sector de la población, aún entre muchos simpatizantes del PLD.

¿Cuál debe ser nuestra reacción como cristianos?

Es claro que la Biblia nos llama a orar por nuestros gobernantes: "Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad." (1 Timoteo 2:1-4). Además nos llama a someternos a estos: “Sométase toda persona a las autoridades que gobiernan; porque no hay autoridad sino de Dios, y las que existen por Dios son constituidas.” (Romanos 13:1).

He visto a muchos cristianos dominicanos en las redes sociales esta semana haciendo un llamado a orar por el Presidente Medina y por el país. Esto está muy bien y es algo que deberíamos hacer en todo momento y más ahora. 

También he visto a muchos cristianos dominicanos haciendo un llamando a protestar pacíficamente en contra de lo que consideran una injusticia social. No veo ningún problema con esto tampoco ya que como ciudadanos tenemos la responsabilidad de protestar y defender nuestros derechos.

Lamentablemente también he visto dos extremos que son muy preocupantes:
  1. Veo como un grupo de hermanos se ha dado a la tarea de protestar o "hacer oír su voz" en las redes sociales de una forma que en nada representa al Jesús que dicen servir. La manera en que he visto a algunos cristianos expresarse da vergüenza.  Usan frases denigrantes en contra de funcionarios del gobierno, hacen chistes de doble sentido, dicen vulgaridades, etc. En fin, parecen más "sindicalistas de extrema izquierda" que hijos de Dios lavados por la sangre del Cordero. En su manera de expresarse se deja ver claramente que su verdadera motivación al protestar es su oposición al gobierno y no necesariamente la reforma misma.
  2. El segundo grupo de "extremistas" que he notado es aquel que critica a todo el que se queja del gobierno o protesta pacíficamente. Este grupo es también muy peligroso porque se agarra de que la Biblia nos llama a "orar por nuestros gobernantes" y a "someternos a estos" para satanizar a todo cristiano que ejerce su derecho como ciudadano a protestar pacíficamente. He visto como este grupo se la pasa hablando de que supuestamente "el cristiano sólo debe orar", que "nuestras armas no son carnales", que "nuestro reino no es de este mundo", etc. Eso suena muy bonito y espiritual pero en algunos casos demuestra mucha parcialidad política ya que a algunos de los que hoy hacen dicho llamado yo mismo los vi hace unos meses haciendo campaña política abiertamente a favor del gobierno. Esta actitud de que "el cristiano sólo debe orar" es también es un arma de doble filo ya que me gustaría ver la reacción de ellos mismos si en un futuro no muy lejano a un gobierno dominicano se le ocurre tratar de legalizar el aborto o el matrimonio homosexual. ¿Se quedarán callados también?
El cristiano debe orar fervientemente por su país y por sus gobernantes, pero a la misma vez tiene la responsabilidad de defender sus derechos y los de aquellos más indefensos de manera pacifica, reflejando el carácter de Cristo en todo lo que hace.

"Ustedes son la luz del mundo, como una ciudad en lo alto de una colina que no puede esconderse. Nadie enciende una lámpara y luego la pone debajo de una canasta. En cambio, la coloca en un lugar alto donde ilumina a todos los que están en la casa. De la misma manera, dejen que sus buenas acciones brillen a la vista de todos, para que todos alaben a su Padre celestial." Jesús (Mateo 5:14-16)

¡Oremos por la República Dominicana para que Dios tenga misericordia y para que muchos puedan llegar a conocerle aún en medio de esta crisis!

PS. Si esta nota ha sido de bendición para ti, por favor compártela con tus amigos y sígueme en las Redes Sociales. ¡Gracias!


Por Emanuel Betances  / Se permite la reproducción citando la fuente




Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2012/11/11/1342005/miles-de-dominicanos-protestan.html#storylink=cpy

4 comentarios :

  1. Muy buena reflexión que todos los dominicanos aún ausentes de nuestra amada patria necesitamos considerar. ¡Gracias mil!

    ResponderEliminar
  2. Debo reconocer que este articulo es el mas atinado, ecuánime y responsable que he leído hasta el momento respecto a este espinoso tema, también debo decir que me incluyo en uno de los dos extremos que haz correctamente identificado. Ahora bien creo que las reacciones HUMANAS (al margen de nuestra idelogia espiritual e incluso política) están muy ligadas a nuestra formación como personas y las posibles dificultades para ello en un sistema de gobierno que desde mucho años atrás viene deteriorandoce. Partiendo de esto ultimo creo que (Como bien estableces) cada cual tiene el derecho de reclamar aunque debe tambien saber que sino cumple sus deberes ciudadanos su protesta no es mas que un acto de moda o chavacaneria de momento. Yo fui criado en SFM en el ceno de un hogar humilde cristiano y no disfrute de privilegios, lo que soy es porque Dios lo permite mediante la salud, la fuerza y el talento que el me ha dando para coseguir todo lo que me he propuesto, pero la vida en RD es cada menos vida y la impotencia frente la corrupcion indigna y mucho y antes que irme de mi pais (Donde Dios me puso) prefiero luchar y decir lo que entienda debo decir o hacer porque gracias a Dios tengo una hija preciosa por la que tengo que luchar asi como lo hicieron nuestro fundadores patrios. Por ultimo debo decir que: Dios nunca ha estado del lado de las injusticias, saco a su pueblo de Egipto "Pacíficamente" pero la intolerancia del faraón despertó su ira. Protestemos y estemos libres de sentirnos con ese derecho ciudadano de igualdad que todos los Dominicanos tenemos pero hagamoslo con la paz de Dios no la del hombre sabiendo que de todo daremos cuenta incluso de nuestro silencio ante tantos abusos y maltratos.

    Dios te bendiga Emanuel y gracias por compartir tu articulo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi hermano por tus palabras y por tu sinceridad... Luchemos por nuestros derechos y en contra de las injusticias.. siempre teniendo en cuenta que somos embajadores del Reindo de los cielos... ¡Reflejemos a Jesus! Fuerte abrazo!

      Eliminar