#GraciaEscandalosa
A mí me gusta el término 'Gracia Escandalosa' porque llama la atención. Si, es una frase como chocante porque llamar algo que viene de Dios "escandaloso" suena medio incoherente, ¿verdad?

Si buscamos definiciones acerca de qué es la Gracia de Dios, encontramos expresiones como: "el acto de amor unilateral e inmerecido por el que Dios llama continuamente las almas hacia Sí."  También: "favor sobrenatural y gratuito que Dios concede al hombre para ponerlo en el camino de la salvación." Todo eso suena muy bonito pero en la práctica es realmente difícil de entender para nosotros.

Romanos 3:23 nos dice: "Pues TODOS hemos pecado; NADIE puede alcanzar la meta gloriosa establecida por Dios." Esta declaración es contundente; nuestro pecado nos aleja de Dios y no nos permite alcanzar el cielo. Desde que nacemos estamos destinados a muerte eterna y no hay nada que podamos hacer por nosotros mismos para cambiar esa realidad.


¿La Gracia escandalosa de Dios? Esta es una frase que suena muy fuerte para referirse a Dios; ¿quién quiere hablar de Dios como alguien que causa escándalos?


Si vamos al diccionario, encontraremos varias definiciones de la palabra 'escándalo':
  1. Acción, situación o comentario que provoca rechazo e indignación pública, por su amoralidad o su inconveniencia.
  2. Alboroto, tumulto, ruido. 
Al leer estas definiciones podemos ver por qué puede sonar mal el referirse a la Gracia de Dios como algo 'escandaloso'. Pero si leemos en la Biblia acerca de la vida de Jesús y de los primeros Cristianos podemos comprobar que en realidad estos eran unos "escandalosos".