“Si perdonas a los que pecan contra ti, tu Padre celestial te perdonará a ti;  pero si te niegas a perdonar a los demás, tu Padre no perdonará tus pecados.”
Mateo 6:14-15

"Yo te perdono. Yo te amo." Por el Dr. Bernie Cueto

Estaba yo recién salido del seminario y no podía creer que me encontraba conduciendo hacia el Jackson Memorial Hospital en Miami, donde tres de nuestros jóvenes estudiantes habían sido hospitalizados a causa de un terrible accidente automovilístico. Dos de los jóvenes estudiantes murieron. Tenían toda su vida por delante.

Mis emociones se apoderaron de mí. "Tengo dos hijos", pensé. ¿Qué pasaría si uno de estos fuera mi hijo? Los siguientes días fueron muy duros emocionalmente para todos en la universidad. Abrimos la capilla para oración. Un encuentro pastoral tras otro, una pregunta tras otra: "¿Cómo pudo Dios permitir que esto sucediera?" El servicio celebrado en la Primera Iglesia Bautista de West Palm Beach se llenó a capacidad. Era la iglesia donde los padres de uno de los muchachos se habían casado años antes.

Yo no podía ir más allá del pensamiento: "¿Y si hubiera sido uno de mis hijos?"