¿Quién no está en alguna Red Social hoy en día? 

Si estás leyendo este artículo lo más seguro es que tienes una cuenta en Facebook o quizás en Twitter, Instagram, Pinterest, Google+, etc… O tal vez eres como yo que estás en TODAS :-)
Si no eres cuidadoso, las Redes Sociales pueden convertirse en algo nocivo y muy peligroso; pero si sabes darle buen uso, estas Redes Sociales pueden ser una herramienta de mucha bendición para ti y para los que de una u otra forma interactúan contigo.


Una de las cosas que he notado en mi interacción con otros Cristianos en las Redes Sociales es lo difícil que se nos hace ser “luz en medio de las tinieblas”.

Jesús nos dice en Mateo 5:14-16:


"Ustedes son la luz del mundo, como una ciudad en lo alto de una colina que no puede esconderse. Nadie enciende una lámpara y luego la pone debajo de una canasta. En cambio, la coloca en un lugar alto donde ilumina a todos los que están en la casa. De la misma manera, dejen que sus buenas acciones brillen a la vista de todos, para que todos alaben a su Padre celestial."
Si en realidad somos Cristianos no tenemos opción, somos luz del mundo. Entonces esta luz debe reflejarse en nuestro diario vivir, en todo lo que hacemos, en todo lo que hablamos, en todo lo que escribimos.
Revisa tus cuentas en las Redes Sociales y examínalas a la luz de la Biblia. ¿Tus escritos, fotos, comentarios, etc., son un reflejo de Jesús? ¿Tus amigos y/o seguidores pueden encontrar a Jesús allí? ¿Cuándo fue la última vez que compartiste de Jesús en tu muro de Facebook o en tu TL de Twitter? No estoy hablando de que te conviertas en un “fanático”, estoy hablando de que uno siempre habla más sobre aquello que considera como importante.


Si Jesús es importante para ti, tus cuentas en las Redes Sociales darán fe y testimonio de esto.

Si esta nota ha sido de bendición para ti, por favor compártela con tus amigos. ¡Gracias!


Por Emanuel Betances / Se permite la reproducción citando la fuente
ebetances.com
Twitter.com/ebetances
Facebook.com/emanuelbetances
Plus.Google.com/+EmanuelBetances

Primeramente quiero dejar claro que no soy partidista y que escribo esta nota porque me preocupa lo que está pasando en mi bello país, la República Dominicana. Sobre todo me preocupa bastante las reacciones que estoy viendo de parte de aquellos que estamos llamados a ser sal y luz de la tierra, los cristianos.

Para aquellos que todavía no saben de qué se trata el problema en la República Dominicana: El 8 de noviembre pasado el Congreso Dominicano, controlado por el partido oficialista PLD, aprobó de urgencia un proyecto de reforma fiscal el cual incrementará, entre otras cosas, del 16% al 18% el impuesto general a las ventas. Este proyecto fue presentado al Congreso por el nuevo Presidente dominicano, Danilo Medina, para hacer frente al déficit fiscal del gobierno de unos 4.600 millones de dólares. Estos sucesos han causado un gran descontento en un gran sector de la población, aún entre muchos simpatizantes del PLD.

¿Cuál debe ser nuestra reacción como cristianos?