Por Felix Mario Balbuena

"Si me aman, obedezcan mis mandamientos." Jesús (Juan 14:15)

A casi todo el mundo le resulta difícil dar una definición precisa acerca del amor, y esto así, por la naturaleza engañosa de nuestras emociones o sentimientos. Muchas personas se confunden y/o se engañan a la hora de manifestar amor por alguien, precisamente por no saber distinguir entre una ilusión, una emoción, un bonito sentimiento y el amor verdadero.

En el mundo religioso la cuestión no es diferente. En nuestra sociedad occidental, donde el nombre de JESÚS es tan hermoso y popular, las personas tienden a confundir sus “bonitos sentimientos” sobre Jesús con el tipo de amor que Él demanda para Sí mismo.